El resguardo preventivo por los contagios de la COVID-19 vino a transformar de manera radical la forma en que vivimos y la forma en que nos hemos desempeñado en nuestras diferentes actividades. 

Los trabajos de oficina se convirtieron en homeoffice, las grandes cadenas de retail, los restaurantes y, en general, todo tipo de ventas y emprendimientos aprovecharon las aplicaciones de reparto, las redes sociales y el contacto directo con sus clientes para hacerles llegar sus productos. En algunas grandes ciudades como Nueva York o Ciudad de México se generó un éxodo considerable, la gente regresó a sus lugares de origen o se fueron a trabajar al campo o a la playa. 

¿Y la educación?

Durante la pandemia, la educación ha sido uno de los temas más polémicos. Principalmente por la falta de liderazgo claro, criterios y programas que se adecúen a la realidad de la educación a distancia.

Desafortunadamente los esfuerzos de padres, escuelas y autoridades han estado encaminados solamente a la expectativa de la fecha de regreso y no a desarrollar estrategias para enfrentar la transformación inminente que la educación ha sufrido. Por lo tanto, es fundamental reflexionar si la educación post pandemia debería ser igual a lo que ha sido durante las últimas décadas, incluso me atrevería a decir, durante el último siglo.

Este resguardo preventivo que estamos viviendo coincide con un momento fundamental de la apropiación social de la tecnología. Particularmente, en lo que respecta al aprovechamiento de las aplicaciones que los teléfonos inteligentes y en general los dispositivos digitales ofrecen. Pero no es solo la oferta tecnológica, sino la demanda de una nueva generación que hoy está en edad escolar y en pleno proceso de aprendizaje.

Pocas escuelas han entendido que la educación se ha transformado, no sólo por el periodo de resguardo, sino porque hay una nueva generación nativa digital que necesita ser educada de una manera completamente distinta. De la misma manera, son pocos los padres de familia que han vislumbrado una oportunidad en esta nueva forma de educar a sus hijos.

El congreso FORmación para la VIda

Imaginemos a una persona sentada en la banqueta de un BlockBuster o cualquier otro video centro para rentar películas, esperando a que lo abran de nuevo para desenpolvar sus viejos VHS o DVD; sin darse cuenta (o sin querer aceptar) que Netflix, Disney+ y todas las plataformas de streaming llegaron para cambiar radicalmente la forma en que consumimos el entretenimiento audiovisual.

Lo mismo sucede con quienes esperan que en la educación y la escuela postpandemia permanezca el mismo modelo de hace décadas. Estas personas e instituciones se toparán con la realidad innegable de que este cambio llegó para quedarse.

El primer congreso FORmación para la VIda: hablemos de lo que nadie dice sobre este regreso a clases 2021, organizado por Grupo Ferdel y realizado el pasado 28 de agosto, abordó temas de gran relevancia sobre las maneras en que el proceso de enseñanza/aprendizaje se nutre gracias a las herramientas tecnológicas actuales y las nuevas pedagogías existentes. 

Todos los temas tratados impactan directamente el futuro de la educación en todas sus formas, independientemente de que tus hijos o tus alumnos permanezcan en casa para atender sus clases a distancia, si lo harán de forma presencial o en una dinámica híbrida.

¿Qué es un aula híbrida?

No hay una definición o metodología exacta respecto al término híbrido en educación, pero sí la noción de una referencia directa al aprovechamiento de la tecnología digital combinada estratégicamente con el modelo de aprendizaje presencial. 

Podemos pensar en dos situaciones de híbrido escolar o combinado:

En primer lugar, utilizando una plataforma educativa digital para que el alumno en la escuela realice las actividades de trabajo colaborativo, asesorías, laboratorios y clubes; mientras que la actividad académica se hace en casa bajo un puntual seguimiento a través de una plataforma digital educativa y con actividades a distancia guiadas por sus profesores.

Por otro lado, también se puede concebir la naturaleza híbrida en la educación mediante el equipamiento de un aula en la que un profesor pueda dictar su clase en con la presencia de algunos alumnos y, al mismo tiempo, otro grupo de estudiantes atiendan a la misma clase desde sus casas, incluso estando en otras ciudades o países. Esta posibilidad que nos brinda la tecnología ofrece un alcance extraordinario para el aprovechamiento de una clase en la que pueden interactuar simultáneamente estudiantes presentes y en línea.

Un aula con instalaciones apropiadas para el trabajo híbrido también puede aprovecharse cuando el docente o ponente no está físcamente en la institución pero los alumnos estarán presencialmente en el aula. 

Al contar con una persona que, de manera presencial, coordine a los alumnos en el aula, el maestro experto pudiera estar en otro lugar, ciudad e incluso país. Esto puede resultar extraordinariamente útil, por ejemplo, para impartir una clase de idioma extranjero con profesores nativos que se encuentren en su propio país.

Si bien, pensar en el equipamiento de una aula híbrida podría parecer algo sencillo, es primordial hacerlo a través de los servicios de una empresa seria para aprovechar al máximo la compra de equipo. El equipo que se requiere es el siguiente:  

  • Una cámara web, pero no cualquier cámara. De preferencia una cámara que de manera automática siga al profesor en todos sus movimientos, con un lente gran angular para visualizar la mayor parte del aula y que pueda hacer acerdamientos cuando sea necesario. 
  • Un micrófono lo suficientemente sensible que capte la voz del profesor y de los alumnos a la distancia. 
  • Una bocina que se pueda escuchar por toda el aula para que puedan interactuar alumnos presentes y a distancia. Como complemento, también se puede utilizar una diadema inalámbrica para que el docente hable y escuche de manera clara y cercana. 
  • Un monitor lo suficientemente grande (60 pulgadas o más) para que la imagen de quienes participen a distancia se puedan distinguir claramente.
  • Un dispositivo Kaptiva para digitalizar en tiempo real la imagen del pizarrón y que pueda ser visualizada con claridad por quienes están a distancia. Este dispositivo también permite guardar los apuntes en un documento PDF o en formato de imagen.

Los salones híbridos podrán variar según la necesidad institucional, del profesor y de la expectativa de las familias. Empresas como Avit Soluciones resuelven el diseño e instalación de salones híbridos o combinados.

Sí o sí una plataforma digital educativa

Independientemente del perfil de cada institución educativa, hoy es impensable pensar en una escuela que no tenga herramientas educativas auxiliares a través de plataformas digitales.

Si bien, tradicionalmente no concebimos una clase sin el profesor en el salón, hoy no podemos concebir una clase sin un complemento audiovisual en el que el alumno, además de la lectura de un libro de texto y de escuchar al profesor, pueda adquirir conocimientos a través de la infinita información que nos provee el Internet.

Hasta aquí podría parecer fácil para el profesor, navegar por Internet y encontrar el material educativo auxiliar para una clase. Sin embargo, la inmensa cantidad de información disponible convierte esto en una tarea titánica para el profesor. Una vez que encuentra algo adecuado, surgen nuevas interrogantes como ¿lo expondrá a sus alumnos con todo y publicidad? o ¿dónde guardará la liga?, entre una serie de cuestionamientos más que comprometen el trabajo y la imagen institucional de cualquier institución educativa.

Para organizar cabalmente todo ese material, la escuela debe contar sí o sí con una plataforma digital educativa que le permita al personal docente ordenar de manera fácil y sencilla todo el contenido educativo. Por supuesto, también dar acceso a alumnos y padres de familia para que puedan revisarlo desde sus dispositivos cuantas veces sea necesario. 

Sin embargo, no siempre encontramos en Internet el material audiovisual que queremos para nuestros alumnos; por lo que es necesario (y preferible) tener la capacidad institucional para crear y generar material educativo original y propio. De esta manera, la escuela tendrá la posibilidad de completar la educación de sus alumnos de forma personalizada. 

Tener la habilidad necesaria para generar contenido original es una necesidad imperante para el personal docente hoy en día. La capacitación en nuevas pedagogías y nuevas tecnologías es fundamental para la actualización institucional y para el desarrollo personal de cada profesor.

Club LIA es una plataforma que cuenta con más de 15 años de experiencia en el desarrollo de contenido educativo y experiencias de aprendizaje; tanto para escuelas como para familias.

¿Estamos listos para un nuevo ciclo escolar?

Durante las conversaciones con expertas y expertos que participaron en el 1er. Congreso FORmación para la VIda, se dio respuesta a muchas dudas sobre el uso de aulas híbridas, diseño instruccional, plataformas para la generación de nuevos contenidos y robótica educativa, entre otros temas impostergables que afectan directamente a la educación del futuro y el inicio del nuevo ciclo escolar.

Si te perdiste la transmisión en vivo, no te preocupes, aquí puedes verla de principio a fin. Sigue la liga, ve y comparte con tus propias redes. 

0
Me encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x
Abrir chat
Carrito
  • No products in the cart.